TRADUCCIONES JURADAS

 

Resultado de imagen para traducciones juradas

¿Qué es un traductor jurado? Un traductor jurado, es un traductor acreditado para otorgar validez legal a la traducción del contenido de un documento que se encuentra escrito en otra lengua. Un traductor jurado es autorizado por el ministerio de asuntos exteriores para dar fe de la traducción de cualquier documento en otra lengua, esto se realiza a través de su firma y sello que autentifica el contenido del documento que ha sido validado y revisado por el traductor jurado.

Por su parte, la interpretación jurada es la transferencia lingüística de tipo oral, es decir, interpretaciones, que son realizadas habitualmente en tribunales de justicia (interpretación judicial), del cual, cuyo contenido se hace responsable el intérprete.

METODOLOGÍA

Actualmente, en la legislación española solo se regulan algunos aspectos de la forma de las traducciones juradas, pero no los criterios aplicables para realizarlas. Para suplir este vacío, varias asociaciones de traductores oficiales de distintos países han elaborado códigos de buenas prácticas.

Entre otras, existe cierto consenso respecto a las siguientes recomendaciones

Se aplicarán criterios específicos a ciertos elementos:

  • Se transcribirán sin traducir aquellas partes del texto que se encuentren en un idioma distinto a aquel para el cual está habilitado el traductor jurado, o en su lugar, se omitirán indicando el motivo.
  • Se transcribirán sin traducir las direcciones postales, los nombres propios y las calificaciones académicas.
  • Se traducirán de la manera más literal posible las instituciones, por ejemplo, organismos, titulaciones académicas y términos jurídicos, con el fin de evitar toda confusión con las existentes en el país de destino; si existen traducciones oficiales de dichas instituciones, se utilizarán.

Se adaptarán los siguientes elementos:

  • Las abreviaturas se explicitarán en la lengua de destino, sin utilizar una abreviatura equivalente.
  • Las cifras, horas y fechas se transcribirán utilizando el formato común en el país de destino.
  • Las expresiones escritas en caracteres no latinos que no se traduzcan, sino que se transcriban usando el alfabeto latino, irán acompañadas de una remisión al sistema de transliteración o de transcripción fonética utilizado.

Los posibles efectos que contenga el documento original se solventarán de la siguiente forma:

  • Los errores (tipográficos, ortográficos) no se corregirán, sino que se describirán.
  • Las partes del texto que sean ilegibles, por ejemplo, firmas, mala calidad de la impresión o copia, se describirán como puedan ser visualizados, es decir, se describirán como tales.

 

FINALIDAD Y NATURALEZA DE LA TRADUCCIÓN JURÍDICA

Este tipo de traducciones suelen ser muy necesarias debido a las exigencias de determinadas autoridades, por ejemplo, ministerios, juzgados o instituciones académicas. Las traducciones se convierten en juradas una vez que hayan sido consignados el sello y la firma del traductor- intérprete jurado. Esto les confiere la cualidad de documentos oficiales con la misma validez legal que el documento original.

Esta característica es compartida con las traducciones judiciales, al igual, que, en ambos casos, el objetivo y la responsabilidad del traductor es dar fe del contenido del texto original.

La traducción jurada es diferente a la traducción judicial, debido a que esta puede realizarse en cualquier contexto, y de la jurídica en que el texto original puede pertenecer a cualquier temática.

Deja un comentario